La regla proporcional y la regla de equidad (I)

En el “mundillo” de la gestión de siniestros es común escuchar la expresión “regla proporcional”, normalmente dentro de una frase más amplia que dice “tenemos que aplicar la regla proporcional” o, más frecuentemente, “en este siniestro tenemos que aplicar la regla proporcional porque hay infraseguro”.

Por eso creo que, para explicar la “regla proporcional”, deberíamos aclarar primero qué es un infraseguro.

El concepto de infraseguro

En los seguros de daños o de cosas se asegura el interés económico que una persona (a la que llamamos “asegurado”) tiene sobre un bien, un objeto o una cosa concreta (ej.: un coche, una casa, un barco, etc.) o sobre un conjunto de cosas que pueden ser incluidas dentro de una unidad identificable (ej.: una empresa, un almacén de mercaderías, una flota de vehículos, etc.)

Cuando se hace un contrato para asegurar esos bienes, es esencial que la aseguradora conozca su valor. Por ser más preciso, que la aseguradora conozca el valor del interés económico que el asegurado tiene en esos bienes; entre otros motivos, porque la aseguradora debe saber cuál es el valor de los bienes que asegura para poder prever cuánto podría llegar a tener que indemnizar en caso de siniestro. Ese valor es uno de los factores fundamentales para calcular la prima (el precio del seguro) y por eso es esencial que el valor asegurado en la póliza (también llamado “capital asegurado”) coincida con el valor real en mercado del objeto asegurado. Pueden darse tres posibilidades:

Seguro pleno: cuando el capital asegurado en la póliza coincide con el valor real del objeto asegurado. Este es el supuesto deseabl en todas las pólizas de seguro de daños.

Sobreseguro: cuando el capital asegurado en la póliza es superior al valor real del objeto asegurado.

Infraseguro: cuando el capital asegurado en la póliza es inferior al valor real del objeto asegurado.

Como vemos, en caso de infraseguro el titular del objeto no ha asegurado totalmente su valor. Dicho de otra manera: una parte del valor del bien está asegurada y otra parte queda sin cobertura de seguro, por lo que los posibles daños serán  parcialmente asumidos, en caso de siniestro, por el propio asegurado.

Veamos ahora qué consecuencias tiene esa situación de infraseguro en caso de siniestro.

La regla proporcional

Cuando se produce un siniestro que afecta a un objeto “infraasegurado”, el asegurado no puede exigir que se le indemnicen los daños completamente ya que, en parte está asegurados por él mismo. La aseguradora abonará los daños sólo en la parte en que ella ha asegurado, soportando los daños el propio asegurado, por sí mismo, en la parte que no aseguró.

La regla proporcional se efectúa en el momento de calcular la indemnización y consiste en establecer entre la indemnización y el daño producido la misma proporción que existe entre el capital asegurado en póliza y el valor real del objeto asegurado.

Explicaremos esa definición con un ejemplo:

El valor de la vivienda es de 150.000 euros, pero se ha asegurado con un valor en póliza de 120.000 euros. Es decir, la vivienda se ha asegurado por el 80% de su valor y entendemos que el 20% restante lo “autoasegura” o soporta por sí mismo el asegurado.

Se produce un incendio en la cocina y los daños se tasan en 20.000 euros. La indemnización que abonará la aseguradora no cubrirá el importe íntegro de los daños sino solamente el 80% que aquélla asegura; por tanto, abonará una indemnización de 16.000 euros, debiendo soportar los 4.000 euros restantes el asegurado por sí mismo.

¿En qué supuestos no se aplica la regla proporcional?

La regla proporcional no se aplica en los siguientes supuestos:

En los seguros de personas.

En los seguros patrimoniales.

En los seguros de daños a valor estimado o convenido.

En los seguros “a primer riesgo”.

En aquellos casos en los que el capital asegurado ha sido calculado por la aseguradora con base en parámetros que ella misma ha definido.

Como nos extenderíamos demasiado, este último apartado lo desarrollaremos en una nueva “entrada” que pronto publicaremos en nuestro Blog.

Justo Jiménez Fuentes – Director General de Glarus Ibérica

Esta entrada fue publicada en Gestión, Legales, Técnicos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s