La responsabilidad civil por la colisión con animales pertenecientes a especies cinegéticas

deer accident

El objetivo principal del Blog de Glarus Ibérica es servir de apoyo a los equipos de las Entidades Aseguradoras y en especial a sus departamentos de siniestros. Hace tiempo que se observan algunas incertidumbres acerca del tratamiento de las responsabilidades que surgen de aquellos accidentes de circulación que son provocados o en los que intervienen animales de especies cinegéticas. En este artículo de nuestro Blog vamos a tratar de aclarar un poco la cuestión.

  1. La situación anterior a la Ley 6/2014. Responsabilidad del titular del coto.

Hasta 2014 la responsabilidad en caso de colisión con un animal se atribuía, con carácter objetivo, al titular del aprovechamiento cinegético (el coto de caza) o, en su defecto, al propietario del terreno, salvo que se pudiera imputar al conductor del vehículo un incumplimiento de las normas de circulación que fuera la causa eficiente del accidente. 

  1. La situación tras la Ley 6/2014. Responsabilidad del conductor.

La Ley 6/2014 introdujo una nueva disposición adicional séptima de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, cuyo contenido es el siguiente:

“En accidentes de tráfico ocasionados por atropello de especies cinegéticas en las vías públicas será responsable de los daños a personas o bienes el conductor del vehículo, sin que pueda reclamarse por el valor de los animales que irrumpan en aquéllas.

No obstante, será responsable de los daños a personas o bienes el titular del aprovechamiento cinegético o, en su defecto, el propietario del terreno cuando el accidente de tráfico sea consecuencia directa de una acción de caza colectiva de una especie de caza mayor llevada a cabo el mismo día o que haya concluido doce horas antes de aquél.

También podrá ser responsable el titular de la vía pública en la que se produzca el accidente como consecuencia de no haber reparado la valla de cerramiento en plazo, en su caso, o por no disponer de la señalización específica de animales sueltos en tramos con alta accidentalidad por colisión de vehículos con los mismos.”

Es decir, en la actualidad la responsabilidad es del conductor y ya no existe una responsabilidad del dueño del coto salvo si la invasión de la vía se produce a raíz de una “acción de caza colectiva”.

  1. ¿Qué consecuencias tiene el hecho de que la responsabilidad sea del conductor? ¿Debe su aseguradora indemnizar los daños causados al dueño del animal atropellado?

El nuevo sistema de responsabilidad obliga al conductor del vehículo (en realidad a su aseguradora) a indemnizar todos los daños materiales y personales causados, salvo los que afecten al propio animal atropellado. Estamos por tanto ante una atribución objetiva y limitada de responsabilidad ya que se prescinde de cualquier referencia a culpa o negligencia del conductor y se le hace responsable de todos los daños, salvo los que afecten al animal atropellado.

  1. ¿Existe algún factor que limite la responsabilidad del conductor asegurado?

Según el texto reproducido más arriba, sólo se excluye la responsabilidad civil del conductor en dos supuestos:

  • Cuando el accidente es consecuencia directa de una acción de “caza colectiva” de piezas de caza mayor. En estos casos, entendemos que los responsables serán el organizador de dicha “acción de caza colectiva” -que es la que ha provocado la huida del animal y su irrupción en la vía o terreno por el que circulaba el vehículo-, y el titular del aprovechamiento cinegético en el que se organiza la montería.
  • Cuando el accidente se produce por el incumplimiento de las obligaciones de vallado y señalización por parte del titular de la vía. En estos casos, el responsable será el titular de la vía.

Además de esos dos factores, propios y específicos de la actividad cinegética, cabe preguntarse si también se admiten las causas comunes de exclusión de responsabilidad del conductor en accidentes de circulación: la fuerza mayor ajena a la conducción del vehículo y la culpa exclusiva de la víctima. Entendemos que sí caben esas exclusiones de responsabilidad, siempre y cuando no incluyamos como caso de fuerza mayor la irrupción en la vía de un animal perteneciente a una especie cinegética.

  1. ¿El accidente de tráfico es solamente aquel que involucre a un vehículo a motor? ¿Qué ocurre si la colisión del animal es con otro tipo de vehículo?

Pese a que las Ley de Seguridad Vial incluye ochenta y dos definiciones en su Anexo I, no nos dice lo que deba entenderse por “accidente de tráfico”. Como no podemos encogernos de hombros, vamos a tratar de ofrecer una definición. El artículo dos de la Ley de Seguridad Vial describe su ámbito:

“Los preceptos de esta ley son aplicables en todo el territorio nacional y obligan a los titulares y usuarios de las vías y terrenos públicos aptos para la circulación, tanto urbanos como interurbanos, a los de las vías y terrenos que, sin tener tal aptitud, sean de uso común y, en defecto de otras normas, a los titulares de las vías y terrenos privados que sean utilizados por una colectividad indeterminada de usuarios.”

En atención a esa definición, entendemos que un  accidente de tráfico es aquel “suceso imprevisto que provoca daños a objetos que se encuentren o se desplacen por vías o terrenos aptos1 o no aptos para la circulación o a personas que tengan la condición de usuarios o titulares de las vías o terrenos aptos1 o no aptos para la circulación”

Por lo tanto, para que exista un accidente de tráfico (atención, no estamos hablando de cobertura de seguro obligatorio) no es necesario que intervenga un vehículo a motor pues basta ser usuario o titular de una vía o terreno apto1, o no apto, para la circulación. La Disposición Adicional Séptima de la Ley de Seguridad Vial tampoco dice que la responsabilidad corresponda al conductor del vehículo a motor sino simplemente “al conductor del vehículo”, sea de motor o no. En consecuencia, cuando un turismo colisione con un animal escapado de un coto la responsabilidad será del conductor,  y si el vehículo es una bicicleta o un patinete, deberemos entender que la responsabilidad es del ciclista o del patinador.

  1. Conclusiones

Como conclusión, el tratamiento de los accidentes de tráfico que se producen a consecuencia del atropello o colisión con animales de especies cinegéticas se resume en los siguientes puntos:

  • El conductor del vehículo es el responsable de los daños causados, salvo de los ocasionados al propio animal atropellado.
  • Como primera excepción, el conductor no es responsable si el accidente de se debe a una acción organizada de caza (una cacería o montería) En estos casos la responsabilidad es del titular del coto o del aprovechamiento cinegético.
  • Como segunda excepción, el conductor no es responsable si el accidente se debe a que el titular de la vía no ha reparado las vallas que impiden el de acceso a la vía (cuando sean preceptivas) o no ha puesto las señales de animales sueltos en las zonas de peligro. En estos casos la responsabilidad es del titular de la vía que debería haber estado vallada o señalizada.
  • Como tercera excepción cabe admitir también la culpa exclusiva de la víctima y la fuerza mayor ajena a la conducción del vehículo y a la propia irrupción del animal en la vía o terreno por el que se circule.
  • El régimen de responsabilidad es el mismo para conductores de vehículos que no se impulsen por un motor.

Esperamos que este resumen sea de interés y utilidad para nuestros lectores.

Nota:

(1) No olvidemos que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea también considera accidente de circulación, sujeto a cobertura de seguro obligatorio, el que se produzca en vías o terrenos no aptos siempre que el vehículo se utilice para su función normal de desplazamiento de bienes o de personas.

Justo Jiménez Fuentes – Director General de Glarus Ibérica

Esta entrada fue publicada en Legales, Opinión, Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s