Caducidad para la ejecución de una sentencia en la jurisdicción civil

En la tramitación de siniestros hay ocasiones en las que nos encontramos con sentencias condenatorias firmes, pendientes de ejecución o con demandas de ejecución en trámite que se encuentran sin actividad procesal.

En estos casos, el tramitador de siniestros suele mantener dudas sobre la continuidad de la gestión ante la pasividad de este trámite y se puede plantear un cierre anticipado del expediente o mantenerlo abierto a la espera de un posible impulso judicial.

Entonces nos preguntamos cuál es el plazo de caducidad para ejecutar una sentencia firme dictada por un juzgado: acudiendo a la Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC), en su Artículo 518 LEC encontraremos la respuesta: ”La acción ejecutiva fundada en sentencia, en resolución del tribunal o del secretario judicial que apruebe una transacción judicial o un acuerdo alcanzado en el proceso, en resolución arbitral o en acuerdo de mediación caducará si no se interpone la correspondiente demanda ejecutiva dentro de los cinco años siguientes a la firmeza de la sentencia o resolución.”

Por lo tanto, tenemos un plazo de caducidad para ejecutar una sentencia civil, y este plazo es de CINCO AÑOS, en este caso la parte beneficiaria de la sentencia no podrá posteriormente ejercitar la acción ejecutiva conforme a los trámites previstos para la ejecución forzosa.

Y además ¿Qué ocurre si se ha iniciado la ejecución en el plazo indicado pero con posterioridad no se produce actividad procesal?, señalaremos que iniciada la ejecución de la sentencia en el plazo de cinco años (por lo tanto, no ha caducado), no procederá declarar la caducidad de la instancia por la inactividad del ejecutante, toda vez que el artículo 239 de la LEC establece que no se aplican los plazos de la caducidad de la instancia a las actuaciones de la ejecución forzosa.

La conclusión final es que para que no nos caduque la ejecución de una sentencia, deberemos interponer en el plazo de cinco años desde su firmeza la correspondiente demanda de ejecución. Una vez interpuesta, el proceso de ejecución nunca caduca.

Jesús Andrés Huertas – Responsable de siniestros en Glarus Ibérica

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Legales, Técnicos, Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s