Acerca del plazo para reclamación de primas impagadas que establece el artículo 15 de la Ley de Contrato de Seguro

Legal-fees

A propósito de la posibilidad de reclamar las primas impagadas y vencidas, hemos analizado una vez más el complejo artículo 15 de la Ley de Contrato de Seguro y las indicaciones que establece, tanto de cobertura frente a terceros y frente asegurados, como, en lo que interesa para el presente artículo, para reclamar las primas vencidas y no satisfechas.

Hasta hace poco tiempo la doctrina y la jurisprudencia interpretaban de forma, prácticamente unánime, que el plazo de los seis meses siguientes al vencimiento de la prima, que establece el artículo 15 de la Ley de Contrato de Seguro, era un plazo de caducidad, por lo que transcurrido el mismo, si no se había reclamado la prima, se extinguía la vigencia del contrato y decaía la acción de la aseguradora para reclamar la prima. Al no tratarse de un plazo de prescripción, no era posible una reclamación extrajudicial que interrumpiera el plazo, por lo que únicamente procedía la reclamación judicial.

No obstante lo indicado, en diciembre de 2015 se ha dictado una Sentencia por el Tribunal Supremo, (Resolución 666/2015) de fecha 09/12/2015, que da un giro a lo mayoritariamente aceptado, y viene a establecer que el plazo del artículo 15,2 de la Ley de Contrato de Seguro, es un plazo para evitar el efecto legal de la extinción del contrato de seguro, pero este plazo no puede interpretarse, como establece un sector muy relevante de la doctrina (afirma el Tribunal Supremo), como un plazo de caducidad, sino que debe considerarse un plazo de prescripción:

<<El art. 15.2 LCS regula los efectos del impago de una prima sucesiva, no el plazo para su reclamación. El plazo de seis meses previsto en el art. 15.2 LCS para la reclamación de las primas adeudadas, lo es para evitar el efecto legal de la extinción del contrato de seguro. Este plazo no puede interpretarse, como hace el juzgado de primera instancia siguiendo el parecer de un sector muy relevante de la doctrina, como un plazo de caducidad, cuyo transcurso impida la posterior reclamación de aquellas primas.

Es el art. 23 LCS el que regula los plazos de prescripción de las acciones que se derivan del contrato de seguro, entre ellas la reclamación de las primas adeudadas: dos años si se trata de un seguro de daños y cinco si el seguro es de personas.>>

Al poder considerarse que se trata de un plazo de prescripción, puede efectuarse la reclamación extrajudicialmente e interrumpirse de esta forma la prescripción, por lo que el margen de reclamación es sensiblemente superior.

A pesar de lo indicado, ésta Sentencia es un caso aislado, por lo que entendemos que no crea jurisprudencia, si bien se trata de una Sentencia del Tribunal Supremo, por lo que su importancia y trascendencia es indiscutible. Esto podría dar margen para efectuar los recobros de primas en plazos más amplios, aunque entendemos que no hay garantía concluyente de que esta interpretación de plazo de prescripción será la definitiva.

Agustí Mèlich Frexedes – Abogado

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General, Legales, Opinión, Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s