Los seguros de personas como medida de protección de nuestras inversiones

savings

Una de las asignaturas pendientes de la educación española es la de saber inculcar a sus ciudadanos una cultura financiera y de ahorro que les ayude a gestionar más eficientemente sus recursos y los distribuyan mejor a lo largo de sus vidas.  Estos conocimientos nos ayudarán a tomar mejores decisiones en las etapas económicamente más trascendentales de nuestras vidas, como puede ser la firma de una hipoteca, la gestión de nuestro patrimonio, la contratación de seguros, etc. Una buena formación financiera nos puede hacer ganar o ahorrarnos ese dinero que necesitaremos más adelante.

Es posible que uno de los motivos de esta carencia sea la confianza casi ciega que tenemos depositada en el futuro de las pensiones públicas. Es común pensar que con una vida de trabajo seguida de una pensión pública lo tenemos hecho.  Si echamos un ojo a la pirámide poblacional española nos damos cuenta de que si actualmente tenemos un sistema de pensiones público insostenible a largo plazo,  ¿cómo será dentro de treinta años? Todo parece indicar que en la edad de jubilación necesitaremos una fuente adicional de ingresos.

En la inusual coyuntura actual de tipos de interés tan bajos, en la que incluso hay gobiernos que cobran por financiar su deuda,  ¿qué opciones nos ofrece el sector asegurador?. Aunque los productos de ahorro e inversión que pueden gestionar las compañías de seguros son de sobra conocidos (dejo un artículo a pie de página con los principales), ¿qué “extras” ofrecen los seguros de personas que los hagan más atractivo ante otros productos financieros?.

El principal de ellos es que los seguros de personas cubren parcialmente las pérdidas ocasionadas por la merma de nuestro activo más rentable: nuestra capacidad de trabajar y recibir rentas por ese trabajo. Otro de los principales atractivos es el trato fiscal favorable de estos productos, que dan una rentabilidad extra sin asumir un riesgo adicional. Es decir, deducimos de la rentabilidad de nuestra cartera el importe de la prima que pagamos pero recuperamos parte gracias al trato fiscal que tiene este tipo de productos, ganando así protección a un coste realmente bajo.

https://cincodias.elpais.com/cincodias/2017/01/05/mercados/1483619123_565922.html

José Ignacio Wesolowski Urbina – Responsable Administrativo y Financiero de Glarus Ibérica

Esta entrada fue publicada en General, Opinión, Técnicos, Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s