La interrupción de la prescripción mediante correo electrónico o fax. ¿Es válida?

lawgupshup-law-books-750x422

¿Qué se entiende por interrumpir prescripción?

La mayoría de las acciones prescriben por el transcurso del tiempo. La interrupción de la prescripción es una forma de mantener vigente la acción para exigir el cumplimiento de un derecho; por tanto, no se produce el efecto extintivo propio de la prescripción cuando se demuestra que se ha ejercitado la acción o se ha reclamado un derecho antes del cumplimiento del plazo.

El Código civil, en su artículo 1973, prevé tres formas de interrupción :

  1. La reclamación judicial
  2. La reclamación extrajudicial
  3. Y cualquier acto de reconocimiento de deuda efectuado por el deudor

Ahora nos centraremos únicamente en la reclamación extrajudicial. El Código Civil no contiene norma alguna que indique de qué manera se debe ejercitar esta la acción para que tenga efecto interruptor así que, al menos en teoría, cualquier medio, fax, correo electrónico, etc. sería válido para realizar el requerimiento extrajudicial. Por consiguiente, lo relevante no es la forma de la reclamación sino la acreditación de su existencia. Lo que se plantea no es un problema de forma sino de prueba. Y la carga de la prueba de la interrupción del placo de prescripción corresponde al acreedor (art. 217 de la Ley Enjuiciamiento Civil).

Así las cosas, la clave será probar si se ha realizado la reclamación extrajudicial, en qué fecha.

Es importante también constatar que el acto que interrumpe la prescripción debe ser recibido por el deudor. No basta que el acreedor haya evidenciado su intención de reclamar sino que tal reclamación debe haber sido puesta en conocimiento del deudor o, al menos, haber empleado una diligencia suficiente para que éste la recibiera. Lo contrario significaría dejar en manos del acreedor la pervivencia de la  acción mediante la emisión de cartas de reclamación sin un destinatario claro, lo que imposibilitaría cumplir al deudor dispuesto a hacerlo.

La jurisprudencia admite el intercambio de cartas, correos electrónicos, fax y envío de telegramas como instrumentos y formulas válidas que sirven para interrumpir la prescripción; entre otras: STC AP Lugo, Secc. 1ª, 73/2015, de 18 de febrero; STC AP Navarra, Secc 1ª, 115/2013, de 17 de junio; y STC AP Cádiz, Secc 8ª, 22/2015, de 27 de febrero 2015, STC TS, Sala 1ª, de Lo Civil, 48/2015, de 19 de febrero; STC AP Vizcaya, Secc.4ª 492/2010, de 16 de junio; STC TS, Sala 1ª, de lo Civil, 150/2015, de 25 de marzo; STC TS, Sala 1ª, de lo Civil, 97/2015, de 24 de febrero.

Un aspecto a destacar es que los tribunales admiten que son eficaces tanto los actos del titular de la acción como los de quien ostente la debida representación o mandato. Por tanto, para que la interrupción de la prescripción sea eficaz no es necesario que el acto interruptor proceda de la persona titular de la pretensión o derecho sino que también es válido cuando proceda de otra persona que actúe en defensa de un interés legítimo y tenga capacidad suficiente; requiriendo únicamente que se efectúe frente al sujeto pasivo o deudor y siempre antes de que se consuma el plazo.

Carlos Pastor – Tramitador de siniestros de Glarus ibérica

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Gestión, Legales, Opinión, Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s