La reforma del Código Penal y la criminalización de las lesiones leves causadas por imprudencias de tráfico: ¿Volvemos a los tiempos de los “Juicios de Faltas”?

SALA JUICIOS

La Ley Orgánica 2/2019 introduce diversos cambios en el tratamiento de los delitos imprudentes debidos a accidentes de circulación. Hay importantes incrementos de pena para determinados tipos de imprudencia como la conducción bajo influencia de alcohol, estupefacientes o con exceso de velocidad; se castiga con mayor gravedad la imprudencia que ocasione varios fallecidos o varios fallecidos y lesionados graves o numerosos lesionados; y se crea un nuevo delito de abandono del lugar del accidente.

Pero hay una reforma importante (quizá la más importante) que el preámbulo de la Ley no menciona: la criminalización de las lesiones leves causadas por imprudencias de tráfico menos graves. A nuestro juicio, parece que el legislador no quisiera mencionar este aspecto clave, tal vez porque sabe que es contradictorio con las razones que expuso la Ley Orgánica 1/2015 para despenalizar las Faltas, que eran éstas:

“…se suprimen aquellas otras infracciones que, por su escasa gravedad, no merecen reproche penal. Gran parte de la reforma está también orientada a dar cumplimiento a los compromisos internacionales adquiridos por España” (Apartado I, párrafo 1, del Preámbulo de la L.O. 1/2015)

“La reducción del número de faltas –delitos leves en la nueva regulación que se introduce– viene orientada por el principio de intervención mínima, y debe facilitar una disminución relevante del número de asuntos menores que, en gran parte, pueden encontrar respuesta a través del sistema de sanciones administrativas y civiles” (Apartado I, párrafo 4, del Preámbulo de la L.O. 1/2015)

“En la actualidad debe primarse la racionalización del uso del servicio público de Justicia, para reducir la elevada litigiosidad que recae sobre juzgados y tribunales, con medidas dirigidas a favorecer una respuesta judicial eficaz y ágil a los conflictos que puedan plantearse. Al tiempo, el Derecho Penal debe ser reservado para la solución de los conflictos de especial gravedad” (Apartado XXXI, párrafo 1, del Preámbulo de la L.O. 1/2015)

“No toda actuación culposa de la que se deriva un resultado dañoso debe dar lugar a responsabilidad penal, sino que el principio de intervención mínima y la consideración del sistema punitivo como última ratio, determinan que en la esfera penal deban incardinarse exclusivamente los supuestos graves de imprudencia, reconduciendo otro tipo de conductas culposas a la vía civil, en su modalidad de responsabilidad extracontractual o aquiliana de los artículos 1902 y siguientes del Código Civil, a la que habrá de acudir quien pretenda exigir responsabilidad por culpa de tal entidad” (Apartado XXXI, párrafo 12, del Preámbulo de la L.O. 1/2015)

El preámbulo de la Ley Orgánica 2/2019 no ofrece justificación alguna para contradecir de manera tan evidente los principios inspiradores de la reforma introducida por la Ley Orgánica 1/2015

El legislador penal de 2019 vuelve a criminalizar las imprudencias menos graves y lo hace de manera vergonzante porque en el preámbulo de esta nueva ley no expone ninguna justificación para ello; probablemente porque cualquier explicación resultaría notoriamente contradictoria con el principio de “intervención  mínima” que motivó la reforma de 2015

En cualquier caso, en este artículo nos centraremos precisamente en las cuestiones que más afectan al “día a día” del tramitador de siniestros con daños personales. Seguir leyendo

Anuncios
Publicado en General, Legales, Opinión, Uncategorized | Etiquetado , , | Deja un comentario

Responsabilidad de las Administraciones Públicas titulares de vías de circulación y de sus contratistas. Los derechos de subrogación y repetición de las aseguradoras

mal-estado-de-la-carretera_automoviles-marin

Comentaremos hoy un problema con el que se suele encontrar el tramitador de siniestros a la hora de reclamar los daños y perjuicios que la aseguradora ha tenido que abonar como consecuencia de accidentes de tráfico cuya causa es el mal estado de las vías de circulación, el mal estado o mal funcionamiento de la señalización o de los elementos de seguridad, la existencia de obstáculos que dificulten la circulación o la visibilidad, etc. Seguir leyendo

Publicado en General, Legales, Opinión, Uncategorized | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

La responsabilidad civil por la colisión con animales pertenecientes a especies cinegéticas

deer accident

El objetivo principal del Blog de Glarus Ibérica es servir de apoyo a los equipos de las Entidades Aseguradoras y en especial a sus departamentos de siniestros. Hace tiempo que se observan algunas incertidumbres acerca del tratamiento de las responsabilidades que surgen de aquellos accidentes de circulación que son provocados o en los que intervienen animales de especies cinegéticas. En este artículo de nuestro Blog vamos a tratar de aclarar un poco la cuestión. Seguir leyendo

Publicado en Legales, Opinión, Uncategorized | Etiquetado , , | Deja un comentario

La definición de “ocurrencia” y de “unidad de siniestro” en el caso del siniestro de las Torres Gemelas de Nueva York (Segunda parte)

torres gemelas

  1. El litigio entre el asegurado y los aseguradores

La cuestión fundamental en este caso era dilucidar si nos encontrábamos ante un solo siniestro (un único evento) o si se trataba de dos siniestros diferentes. En el primero de los casos las responsabilidades de los aseguradores ascenderían a 3.550 millones de dólares y, en el segundo caso, al doble, 7.100 millones de dólares. Seguir leyendo

Publicado en General, Legales, Opinión, Uncategorized | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

La definición de “ocurrencia” y de “unidad de siniestro” en el caso del siniestro de las Torres Gemelas de Nueva York (Primera parte)

torres gemelas

En el ámbito de la gestión de siniestros surgen con frecuencia las dudas acerca de lo que debe considerarse “ocurrencia” de siniestro y, en particular, si cuando existen múltiples causas o múltiples daños puede considerarse que ha ocurrido un solo siniestro o se trata de varios.

Las consecuencias son muy relevantes ya que, de la interpretación del concepto de “ocurrencia” de siniestro, puede desprenderse la obligación de pagar una o varias prestaciones, deducir una o varias franquicias, aplicar uno o varios límites de cobertura, etc.

Para comentar esta cuestión de forma entretenida y, tal vez, didáctica, vamos a tomar como referencia el caso de los ataques terroristas del 11 de Septiembre de 2001 y el derribo de las Torres Gemelas de Nueva York. Como este artículo resulta más largo de lo acostumbrado en nuestro Blog, vamos a dividirlo en dos partes.

Primera Parte:

  1. Antecedentes
  2. Los hechos
  3. La póliza de seguro del World Trade Center

Segunda Parte:

  1. El litigio entre el asegurado y los aseguradores
  2. Los argumentos y la decisión judicial

Seguir leyendo

Publicado en General, Legales, Opinión, Uncategorized | Etiquetado , , | Deja un comentario

¿Qué puede hacer la aseguradora cuando el lesionado que reclama se niega a ser reconocido por los servicios médicos de la aseguradora?

reconocimiento medico

Viene este post a cuento del tan comentado Auto de la Audiencia Provincial de La Coruña que considera admisible la negativa de la víctima a ser reconocida por el perito designado por la aseguradora. Los magistrados de la Audiencia han señalado que no se puede obligar a la víctima a someterse al reconocimiento médico solicitado por la aseguradora y que no pueden imponérsele multas ni anunciarle un eventual delito de desobediencia para obligarle a ello.

En definitiva, hay que admitir y aceptar la negativa de la víctima a ser reconocida por los médicos de la aseguradora del supuesto responsable. Se le puede instar a ser reconocida pero su negativa no puede tener de ninguna consecuencia desde el punto de vista procesal. Seguir leyendo

Publicado en Legales, Opinión, Uncategorized | Etiquetado , , | Deja un comentario

De patinetes, bicis eléctricas y similares: ¿son vehículos a motor?

patinetes electricos

Todos hemos tenido la oportunidad de ver los diferentes artefactos que proliferan, colonizan – y en algunos sitios hasta invaden – nuestras calles y aceras. Estos ingenios pretenden facilitar la movilidad de los ciudadanos y ofrecer alternativas al coche tradicional. Bicicletas eléctricas, patinetes eléctricos, “segways”, los “hoverboards”, etc., etc.

Dejando aparte las normas de conducción de estos vehículos y los requisitos exigibles a sus conductores, lo que en este blog nos ocupa es la obligación de contratar un seguro para cubrir los daños que causen a terceros. Les contaré un caso real: hace unas semanas una bicicleta eléctrica hizo una maniobra incorrecta, obligando al conductor del autobús municipal a pegar un fuerte frenazo para no arrollar al ciclista. Varios pasajeros del bus sufrieron caídas, heridas y contusiones. Con independencia de la reclamación de los pasajeros contra la Empresa de Transportes, contra el conductor del autobús y contra la aseguradora de responsabilidad civil del vehículo, se plantea la posibilidad de reclamar también contra el motociclista o de que la aseguradora del autobús, una vez satisfechas las indemnizaciones a los pasajeros, pudiera repetir contra aquél. Seguir leyendo

Publicado en General, Legales, Opinión, Uncategorized | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario